Healthia Profesional News

Mocktail, el cóctel para todos los públicos

Los cócteles sin alcohol son una tendencia en continuo crecimiento. Además de ser bajos en calorías y de elaborarse con frutas de temporada, pueden beberse con tranquilidad, sabiendo que no abren la puerta a la temida resaca coctelera.

Más y más hoteles y restaurantes disponen de su propia carta de cócteles sin alcohol. El hecho de que un segmento cada vez más importante de la población se preocupe por seguir un patrón de vida saludable mientras viaja, explica el éxito de este producto entre los ´millennials´ y ´centennials´, dos generaciones que suponen ya el 35% de la renta mundial. Healthia Certification pone a disposición de los hoteles las herramientas para que los huéspedes que deseen cuidarse durante su estancia puedan seguir haciéndolo, sin que ello vaya en menoscabo de la identidad gastronómica del establecimiento.

Desde hace un par de años, los mocktails se han abierto paso en la carta de más hoteles, caso del Hyatt Regency Paris Etoile, de La Suite West de Londres o The Nomad Hotel de Nueva York, por citar solo algunos. El hecho de que cada vez más estudios científicos alerten de que el consumo de bebidas alcohólicas incrementa el riesgo de padecer enfermedades y la evidencia de que los cócteles sin alcohol son un producto de elevada rentabilidad, muy en línea con las nuevas tendencias que triunfan en alimentación, explica, en parte, la buena acogida que están teniendo estos combinados.

El término mocktail hace referencia a la fusión de dos palabras, mock (que podría traducirse por ‘burlarse’ o ‘fingir’) y cocktail, por lo que su traducción aproximada vendría a ser algo así como una simulación de cóctel. Los hay de muy famosos como el Shirley Temple (creado en una pequeña barra de Berverly Hills a la que acudía la actriz), de piña colada virgen (en la coctelería se emplea el término ‘virgen’ para nombrar combinados clásicos preparados sin alcohol, caso de este cóctel surgido originariamente en el Caribe Hilton de Puerto Rico), pero también muy elegantes, como el mocktail de pepino y jengibre cuya base es el agua mineral con gas.

En la práctica, los mocktails son la mezcla equilibrada de dos o más bebidas que, armoniosamente dosificadas, producen un sabor distinto y nuevo en el que no destaca especialmente ningún ingrediente.

Sin embargo, la clave de su éxito es que son cócteles aptos para todos los públicos que pueden consumir por igual adolescentes, personas de avanzada edad, deportistas, vegetarianos, mujeres embarazadas o mujeres que están dando lactancia materna, huéspedes obligados a conducir y, en general, cualquiera que tenga interés en cuidar de su salud.

La gran mayoría de mocktails tienen como base las frutas exóticas, pero también bebidas como el chocolate, el café o el té. Al respecto, hay mocktails de verano (preparados con frutas propias de esta estación, como el melón, la sandía o la nectarina), pero también de invierno (elaborados, por ejemplo, con cítricos como el pomelo, la mandarina o las naranjas de sangre). El ‘toque’ final muchas veces incluye hojas de menta, especias como la canela y edulcorantes como la stevia.

Los mocktails más recomendables se elaboran con fruta fresca de temporada, pero también con jugos carentes de azúcar. Es el caso, por ejemplo, del delicioso mocktail que prepara el Hotel Pulitzer de Barcelona, con la supervisión de Healthia Certification. En este caso, se trata del Virgin Mary, una versión sin alcohol del célebre Bloody Mary, que mezcla sabiamente zumo de tomate sin azúcar añadido, limón, sal, pimienta negra, tabasco y salsa Perrins.

Los mocktails que cumplen con los requisitos de Healthia Certification pueden incorporar, además de fruta fresca propia de cada estación, refrescos light, zumos de fruta sin azúcar añadido y hierbas aromáticas como la albahaca, la hierbabuena, el cilantro, la salvia o el cardamomo. En cambio, no admiten miel, sirope de agave o sirope de savia de arce, entre otros ingredientes, así como tampoco azúcar, sea blanco o moreno, de cara a que su composición sea tan saludable que incluso puedan ser degustados por personas diabéticas.

En este sentido, y a diferencia de los clásicos cócteles con alcohol, que suelen proporcionar muchas calorías, todavía más cuando en su composición intervienen refrescos azucarados, los cócteles elaborados con fruta resultan mucho más ligeros y pueden tomarse en diversos momentos del día (como aperitivo, a media tarde, por la noche).

Según constata un amplio informe sobre el alcohol elaborado por la OCDE, su ingesta es ya la quinta causa de muerte en el mundo. Además, diferentes estudios científicos coinciden en señalar que el consumo de bebidas alcohólicas dificulta conciliar el sueño, propicia una ganancia de peso sostenida en el tiempo e incrementa los niveles de colesterol en sangre.

Pese a dirigirse a un público muy amplio, los mocktails han suscitado la atención de los ´millennials´ (quienes hoy tienen entre 19 y 35 años) y ´centennials´ (hasta los 18 años), dos generaciones que suman ya 4.400 millones de almas en el mundo y un 35% de la renta mundial, según un informe confeccionado por Bank of America Merrill Lynch titulado ‘New Kids On The Block. Millennials & Centennials Primer’. Estos jóvenes, según acaba de confirmar un nuevo estudio realizado entre 96.043 estudiantes de la Unión Europea, beben mucho menos alcohol que las generaciones precedentes, hasta el punto que el 53% de ellos declaró no haber probado ni gota de alcohol en los 30 días previos a este sondeo.

Healthia Certification, el primer sello internacional de alimentación saludable dirigido al sector hotelero, ofrece las herramientas necesarias a aquellos profesionales que han depositado su confianza en esta acreditación, con el fin de garantizar opciones saludables a sus huéspedes en todos los momentos del día, en consonancia con las principales tendencias que se detectan a nivel mundial dentro de la alimentación.

Healthy food certification in excellent hotels