Experiencia de cuidarse ¡Felices sueños!

¡Felices sueños!

Descansar bien por la noche es fundamental. Un buen descanso nocturno nos prepara para afrontar un día con energía y con los ojos bien abiertos.
Una alimentación saludable y unos buenos hábitos antes de irse a la cama nos preparan para el descanso y nos ayudan a caer redondos en brazos de Morfeo. Algunos consejos que facilitan la digestión e inducen al descanso son:

  • Evite las comidas pesadas antes de acostarse. Para cenar, no elija alimentos grasos o cocciones grasas (como los guisos o las frituras). Tenga en cuenta que una gran dosis de alimentos con mucha fibra, como determinadas legumbres (garbanzos o alubias), puede dificultar su digestión y entorpecer su sueño.
  • No realice cenas copiosas. Evite el consumo elevado de alimentos ricos en proteínas (carne, pescado y huevos).
  • Conviene que se acueste como mínimo dos horas después de la última comida.
  • Prefiera acompañar la cena con agua. Por la noche, evite el consumo de bebidas y alimentos estimulantes como el café, el té, las bebidas de cola y el chocolate o el cacao.
  • Evite el consumo de alcohol antes de acostarse. El alcohol es traicionero, ya que inicialmente provoca somnolencia pero al cabo de unas horas suele dificultar el sueño.

Leche caliente e infusiones mágicas

Es recomendable seguir habitualmente una alimentación variada equilibrada y apuntarse a un estilo de vida saludable. La falta de algunas vitaminas y minerales se relaciona con ciertas alteraciones del sueño.
¿Tomar un vaso de leche caliente antes de acostarse ayuda a conciliar el sueño? No hay estudios serios que lo corroboren. Lo mismo ocurre con las infusiones. De todos modos, si a una persona una infusión caliente le ayuda a dormir mejor, pues ¡bienvenida sea!
Los hoteles Healthia piensan y elaboran todas sus comidas con la máxima atención puesta en la salud y el bienestar de sus huéspedes.

Healthy food certification in excellent hotels