Momentos Healthia Comida

La hora de la comida

Una comida equilibrada incluye una gran variedad de alimentos saludables en determinadas proporciones. Puede parecer un poco complicado, pero para componer un menú basta con combinar representantes de los siguientes grupos de alimentos:

  • Verduras y hortalizas,
  • Cereales (arroz, pasta, legumbres, patatas o pan),
  • Proteínas (carne, pescado o huevos),
  • Fruta fresca y/o lácteo desnatado,
  • Bebida, preferentemente agua.

¿Demasiados alimentos para una sola comida? Se trata de elegir solo algunos y asociarlos de manera adecuada y con una cierta alegría. Con un par de ejemplos se verá mucho más claro.

Menú 1
Entrante: selección de hortalizas de temporada a la plancha.
Plato principal: lubina con guarnición de arroz salvaje y patata asada.
Postre: fresas, fresitas y fresones.
Acompañamiento: pan integral y agua.

Menú 2
Entrante: tallarines con setas (u otro tipo de pasta).
Plato principal: supremas de pollo con guarnición de ensalada de hortalizas.
Postre: rodajas de piña fresca.
Acompañamiento: pan integral y agua.

Es en la combinación de alimentos donde está la gracia. Así, cuando de entrante (o como primer plato) se pida ensalada o verdura, la guarnición del segundo plato puede ser un farináceo. Y viceversa, es decir, si el primer plato es un cereal, la guarnición del segundo conviene que sean hortalizas.

Cinco consejos de oro

1. Alimentos proteicosEs importante moderar el consumo de proteínas (carne, pescado y huevos). Este grupo de alimentos debe ser un componente más del menú, no el ingrediente principal. Tenga presente que solemos ingerir un exceso de proteínas.
Por eso, cuando pida un segundo plato o un plato principal a base de carne, pescado o huevos, es preferible que el entrante sean verduras u hortalizas frescas, crudas o cocidas, sin aderezos de origen animal. Por ejemplo, si de segundo le apetece un filete de carne o pescado, es mejor completarlo con alguna verdura que con una ensalada de pollo, huevo o atún.
2. Verduras. Necesitamos ingerir diariamente un mínimo de dos raciones de verduras y hortalizas, ya que nos aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Lo ideal es que tanto la comida como la cena incluyan una ración generosa de este saludable grupo de alimentos.
3. Cereales. También es aconsejable consumir cada día tres raciones de cereales o derivados integrales. Por eso, es importante que en la comida se incluya un cereal completo, como unas rebanadas de pan integral o una guarnición de un cereal integral.
4. Sin grasa. Es preferible optar por platos simples y elaborados con poca grasa. Así, prefiera los platos cocinados a la plancha, al vapor o al horno. Reserve para un consumo ocasional las frituras o las preparaciones con salsa.
5. Agua. El agua es la bebida más saludable. Procure que acompañe siempre sus comidas.
En los hoteles Healthia tiene la oportunidad de poner en práctica todas estas recomendaciones, ya que encontrará siempre entrantes a base de hortalizas y verduras, carnes magras o pescados cocinados con poca grasa, cereales integrales y fruta fresca. 

Healthy food certification in excellent hotels